El hallazgo se produjo a 500 metros donde se encontró su cuerpo y secuestraron dos celulares que había dentro.

Ayer en las últimas horas del día, fuentes cercanas a la causa confirmaron que a 500 metros de donde fue hallado Facundo Astudillo Castro, el joven que estuvo desaparecido durante tres meses y medio, encontraron una mochila con dos celulares en su interior. Ahora investigan si pertenece a Castro. 

Fue un pescador el que dio aviso a las autoridades cuando se topó con la mochila en una zona agreste normalmente inundada. Hay firmes sospechas de que la mochila perteneció al joven, ya que es de color y marca similar.

Están los dos celulares y el carnet de conductor de Facundo, y no hay mucho más que se haya visto a simple vista. Hay unos bolsillos cerrados que fueron precintados y está siendo custodiado por la Policía Federal Argentina (PFA) de Bahía Blanca y se va mandar a analizar de manera urgente”, aseguró Luciano Peretto, uno de los abogados de Cristina Castro, la madre de Facundo.

Consultado por Télam acerca de la reacción de la madre del joven al enterarse del hallazgo, Peretto contó que la mujer señaló que era “rarísimo todo, raro otra vez un sábado a la tarde, un pescador, en cuarentena, los dos celulares en la mochila”, cuando “Facundo siempre los llevaba en el bolsillo”.

Por su parte, fuentes judiciales informaron que hoy, si las condiciones climáticas lo permiten, realizarán diligencias en la zona para poder establecer si el lugar es cercano al cangrejal donde fueron hallados los restos óseos semienterrados de Facundo.

Los investigadores esperan también poder exhibirle mañana la mochila a Cristina, para que pueda reconocer si efectivamente pertenecía a su hijo.

En principio es una mochila del mismo color que la que llevaba Facundo, pero no es marca Wilson como siempre se dijo”, explicó una fuente del caso a Télam.