Desde el sector solicitaron que para cumplir con los compromisos las puertas tienen que estar abiertas.

Desde el pasado jueves la ciudad de San Luis y otras seis localidades aledañas están en la fase 1 por un preocupante incremento de los casos de coronavirus. La medida dispuesta por el Gobierno fue prolongada por una semana más. Ante esto los comercios se vieron obligados a cerrar, y solo están permitidos los rubros esenciales.

La Cámara de Comercio, Industria y Producción de San Luis hizo público hoy que realizó la solicitud al Comité de Crisis para que se “permita la apertura del comercio en general”. Fundamentaron el pedido en que a lo largo de la pandemia fue uno de los sectores más castigados.

En el primer aislamiento social, preventivo y obligatorio que se decretó en marzo, los negocios estuvieron 57 días sin ingresos y con las persianas bajas.

“Para poder cumplir con los compromisos que tenemos asumidos, hay que tener las puertas abiertas, hay que trabajar”, manifestó el presidente de la Cámara de Comercio, Vito Carmosino.

Propusieron que se tengan en cuenta tres modalidades de trabajo: presencial, venta online y delivery. “Si bien la situación nos lleva a cambiar la forma de comercializar, no alcanza para sostener toda una estructura comercial”, aseguró Carmosino.

A su vez señaló que recomendaron que se mantenga la modalidad de pares e impares para hacer las compras.

“Es imprescindible que los negocios abran porque de otra manera nos vamos a fundir todos. La situación es muy delicada”, señaló el dirigente.