El Presidente sostuvo que esa decisión se había postergado por la llegada de la pandemia, pero «de repente aparece la demanda en la provincia de Buenos Aires y tomamos la decisión que tomamos. Pero nadie se puede sorprender por esto», enfatizó.

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que la decisión de rebajarle a la ciudad de Buenos Aires un punto de la coparticipación era una medida «tomada y muy hablada» con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

«La postergamos porque llegó la pandemia y muchas discusiones las postergamos. Pero de repente aparece la demanda en la provincia de Buenos Aires y tomamos la decisión que tomamos. Pero nadie se puede sorprender por esto», dijo el primer mandatario esta mañana en declaraciones a radio Con Vos.

Además, aseguró que no busca «intranquilizar ni jorobar a nadie» con la decisión de recuperar y destinar a la provincia de Buenos Aires un punto de la coparticipación adicional que, en enero de 2016, el entonces gobierno macrista había establecido, a través de un decreto, para la ciudad de buenos Aires.

«Le mandé un mensaje de texto a Horacio (Rodríguez Larreta), diciéndole ‘quedate tranquilo, vamos a resolver este problema de otro modo. Esto es lo que te dije que íbamos a hacer, pero no tenés que intraquilzarte’. Yo no lo hice para intranqulizar ni jorobar a nadie», dijo el mandatario.

Sobre la protesta de efectivos de de la policía bonaerense insitió en que «no se puede prolongar en el tiempo» porque «es un un modo de protesta que no suena apropiado», aunque sostuvo que se trata de una «demanda justa, por un retraso salarial de muchos años».

«No podía pedirle al gobernador Kicillof que vaya a una guerra con escarbadientes»

El Presidente sostuvo además: «Me asombra cuando plantean como un hecho inesperado el tema de la llamada coparticipación de la ciudad, ya que es algo venimos planteando desde el primer día».

Fernández dijo que no podía pedirle al gobernador boanerense, Axel Kicillof, que «vaya a una guerra con escarbadientes» en relación al reclamo de las fuerzas policiales en demanda de un aumento salarial y afirmó que «la situación financiera de la provincia es crítica».

«Yo no siento que me expuse sino que resolví el problema», dijo y reseñó: «Tenía un problema con la policía, les pedí que depongan la actitud y le di al Gobierno de la provincia de Buenos Aires los recursos necesarios para que pueda resolver el tema».