Así lo informó el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, quien a su vez resaltó que pausar los ensayos en esta etapa «no es un evento inusual”.

El Gobierno mexicano anunció en las últimas horas que la llegada a América Latina de la vacuna contra el coronavirus del laboratorio AstraZeneca puede tener un retraso a raíz de la pausa en los ensayos dispuesto por esa compañía por un caso adverso en el Reino Unido durante las pruebas masivas en humanos.

Tanto México como la Argentina son los encargados de la producción de la vacuna para América Latina, pero la llegada al continente podría sufrir una demora ya que un voluntario presentó una enfermedad aún no diagnosticada.

Por ello, cumpliendo con protocolos de seguridad, AstraZeneca detuvo los ensayos para que el caso sea revisado por un comité independiente.

Pausar los ensayos de una vacuna «no es un evento inusual (…) la consecuencia puede ser que se retrase la llegada de la vacuna» a la región, dijo Hugo López Gatell, subsecretario de Salud mexicano, al ser interrogado en rueda de prensa sobre el impacto de este anuncio.

Gatell pidió evitar especulaciones en torno a la seguridad de las vacunas, en particular de esta que es considerada entre los proyectos más sólidos de todos los que están teniendo lugar.

México y Argentina acordaron con AstraZeneca producir de manera conjunta la vacuna que desarrolla el grupo farmacéutico sueco-británico junto a científicos de Oxford. Esta vacuna, de la que se espera producir unas 250 millones de dosis, sería distribuida al precio de costo en América Latina, salvo Brasil, que tiene un acuerdo aparte.

De acuerdo a lo enunciado por Fernández y González García el 12 de agosto último, el hecho de producir la vacuna en el país adelanta al menos un año el tiempo en que se recibirán las dosis necesarias para la inmunidad de la población.

“Nos han anunciado que esperan poder llevar adelante una producción con un piso de 150 y un techo de 250 millones de dosis, calculando que América Latina va a necesitar cerca de 230 millones de dosis, sin contar a Brasil, que tiene un acuerdo con otro desarrollo”, afirmó el Presidente en aquella oportunidad. 

México colabora con otros laboratorios de Europa, China y Rusia en el desarrollo de las vacunas, si bien la de AstraZeneca es la única que ha garantizado su distribución en América Latina.

Con 128,8 millones de habitantes, México acumulaba hasta este martes 68.484 personas fallecidas y 642.860 contagiadas de covid-19.