El argentino insiste en que el contrato con el club lo exime de pagar los 700 millones de euros de su cláusula de rescisión si su voluntad es marcharse tras la temporada que acaba de finalizar.

El astro argentino Lionel Messi hizo publico hoy un comunicado en medio de una gran expectativa sobre si dará marcha atrás a su decisión de abandonar el Barcelona, en el que critica la «parcialidad» de La Liga española e insiste en que el contrato con el club catalán lo exime de pagar los 700 millones de euros de su cláusula de rescisión si su voluntad es marcharse tras la temporada que acaba de finalizar.

Por medio de una carta firmada por su padre y representante, Jorge Messi, el capitán argentino respondió al presidente de La Liga española, Javier Tebas, quien el domingo pasado emitió un comunicado posicionándose a favor del Barcelona y amenazando con no autorizar el trámite de baja federativa para su traspaso si no pagaba la millonaria cláusula de rescisión de su contrato.

En la misiva, Jorge Messi señala que «al margen de la parcialidad» por el rol que desempaña La Liga en cuanto a que defiende los intereses de los clubes asociados, considera «un error evidente» que hayan afirmado que el contrato entre el «10» y el Barcelona cuente con una «cláusula de rescisión aplicable en caso de que el jugador decidiera instar la extinción unilateral del mismo, con efectos a partir de la finalización de la temporada deportiva 2019/20».

En ese sentido, el padre del crack rosarino cita literalmente la «cláusula 8.2.3.6. del contrato firmado entre el club y el jugador», en la que se afirma que la «indemnización no aplicará cuando la resolución del contrato por decisión unilateral del jugador tenga efectos a partir de la finalización de la temporada deportiva 2019-20«.

«Sin perjuicio de otros derechos que se recogen en el contrato y que ustedes omiten, es obvio que la indemnización de 700 millones de euros, prevista en la cláusula previa 8.2.3.5, no aplica en absoluto», concluye el mensaje.

Messi sigue sin hablar para dar explicaciones o esclarecer su futuro, aunque si lo ha hecho su padre, asesorado por los abogados de la estrella azulgrana, en un nuevo capítulo que apunta a mantener la pulsada con el Barcelona para lograr una salida pactada.

El capitán de la Selección argentina quiere irse, tal como lo manifestó el 25 de agosto en un burofax (carta documento) que conmocionó al club catalán y al mundo del fútbol, pero el Barcelona se niega a dejarlo ir gratis, algo que perjudica enormemente las negociaciones para su desembarco en otro club de la élite europea.