Ayer diputados Albertista aprobaron las cuentas de inversión del 2019 la cuales presentan un déficit superior a los 5.400 millones de pesos.

Con los votos de algunos de aliados entre lo que se mezcló y fue la novedad el radical Alberto Fara, el gobernador consiguió la aprobación de la rendición del año pasado que cerró con un rojo monumental de casi $6 mil millones.

Juan Pablo Funes Bianchi, contestatario y crítico, se refirió a ala venta de las reservas en moneda extranjera, la cual ascendería a más de 100 millones de dolares, a razón de 75.000.000 vendidos el año pasado y 33.000.000 este primer semestre de 2020. Esto representa poco más de la mitad de las reservas provinciales en dólares.

“Ha vendido 100 millones de dólares para cubrir el déficit. En poco tiempo nos vamos a quedar sin fondo anticrisis…no se puede decir más que hay un presupuesto equilibrado” y que hay que “decir de frente que no se puede cumplir” expresó el presidente del bloque Todos Unidos.

Otra cuestión técnica que señaló el legislador es que el Improfop, que es una SAPEM (sociedad anónima con participación estatal mayoritaria), tenía un presupuesto de más de 24 millones de pesos y todavía no ha presentado su balance. “Hay 24 millones que no sabemos qué pasó”, subrayó Funes.

El diputado luego se refirió a cuestiones políticas, para remarcar los gastos que prioriza el Gobierno provincial. En este sentido, Funes hizo un repaso por las estadísticas oficiales de pobreza en la provincia, las cuales vieron trepar esta variable del 16,5% en 2017 a un 35% en 2019, lo que significa que hay 19.490 hogares pobres en San Luis. El diputado luego comparó ese 35% con el 32% de San Juan, el 35% en provincia de Buenos Aires, el 29% de Río Cuarto y el 30% de Rosario.

“Antes los mirábamos casi desde arriba, ahora los miramos desde abajo”, disparó Funes. “No hay un plan productivo. No sabemos hacia donde vamos. Los índices lo marcan. No lo digo por ser opositor, los índices lo marcan”, añadió.

El diputado también remarcó el plan de Lucha Contra la Pobreza que el Gobierno llevó adelante el año pasado y que parecería no haber tenido efecto. “Si este es el máximo de esfuerzo que podemos hacer y tenemos el 35% de pobreza, me preocupa mucho”, continuó.

Volviendo al tema de prioridades, el adolfista remarcó cuestiones como que en 2019 se gastaron tan solo $389.000 en salud reproductiva, lo que equivale a “2 sueldos de un funcionario”. Funes también señaló que se gastaron 25 millones de pesos en el programa San Luis A Fondo y solo 11 en la lucha contras las adicciones.

Las críticas del diputado continuaron por el lado de que los plazos de la obra pública “hoy no existen”, dando por ejemplo que al “Hospital Central lo íbamos a inaugurar en febrero”. También criticó que los terrenos expropiados se hayan destinado a la réplica del Teatro Club Social en vez de un parque deportivo con pistas de atletismo, patín y hockey, como se había planificado en un principio.

Obviamente, Funes Bianchi también se refirió a los más de 850 millones que en 2019 se gastaron en publicidad, que fue algo que tocaron todos los opositores, apuntando principalmente a plataformas como Facebook, Instagram y Google, que es dueña de YouTube. “No pueden ser más importantes YouTube y Facebook que la acción social, la seguridad y las viviendas”, dijo el opositor.

“La conducción de la provincia de San Luis va al fracaso absoluto. Y lo venimos anunciando. Les guste o no les guste, vamos al fracaso. Tienen la oportunidad de dar una vuelta de timón, háganlo. Sáquense las anteojeras. Son lo que hacen no lo que dicen”, concluyó Funes Bianchi.

En una sesión maratónica, que se extendió por alrededor de 8 horas, la Cámara Baja aprobó las Cuentas de Inversión 2019 que muestran como el presupuesto público ofició de billetera electoral en la última reelección del Alberto Rodríguez Saá.

La votación fue 22 votos afirmativos y 17 negativos. Los legisladores del Frente Unidad Justicialista del gobernador, Alberto Rodríguez Saá sumaron los votos del radical Alberto Fara del monobloque “Raúl Alfonsín”, de Bartolomé Abdala, Sanluiseños por el Cambio y Peronismo del Interior.

Los diputados del interbloque San Luis Unido y Todos Unidos desnudaron los puntos débiles y la “falta de transparencia” en la presentación del Gobierno.

Entre sus argumentos, expusieron que las Cuentas de Inversión arrojaron un déficit de $ 5.401 millones y un déficit financiero de $ 5.627 millones, que representa un 12,29% de todos los recursos de la administración central, en otras palabras un mes y medio de recaudación.