El gremio se solidarizó con el trabajador que se desempeña en el Hospital y solicitó testeos masivos para quienes se desempeñan en el sector.

La Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud (APTS) emitió un comunicado repudiando los dichos del gobernador, Alberto Rodríguez Saá cuando se refirió al profesional del Policlínico Regional San Luis que contrajo coronavirus.

“Es uno de los peores días que nos ha tocado. La gran preocupación es que el positivo en el Hospital fue a trabajar con síntomas. Calificaría al tema como una negligencia grave”, evaluó el mandatario el lunes por la noche.

“Expresiones como estas, vertidas de quien nos gobierna, no suman a la tranquilidad que debemos llevar a la gente que diariamente atendemos, sino que solo aumentan la tensión ya existente en los lugares de trabajo”, señaló el gremio.

Solicitaron al mandatario provincial que “sea más prudente en sus palabras”. “Tenemos que trabajar atendiendo pacientes, con tranquilidad para evitar desbordes en la salud pública”, aseguraron.

A su vez expresaron su “apoyo incondicional” al trabajador infectado con Covid-19: “Nos solidarizamos con él, que lo hizo cumpliendo su trabajo que es la atención de los pacientes. Esperamos, sobre todo, que tenga una evolución favorable”.

“Los profesionales y técnicos de la salud no tenemos quién nos reemplace por lo que se hace difícil faltar a una guardia ya que sobrecargamos a los demás compañeros o bien dejamos a los pacientes sin atención”, manifestó.

Además se pidió a Rodríguez Saá que se realicen testeos masivos a todo el personal de la salud: “Tenemos la convicción de que estamos en pandemia y que por lo tanto somos los más expuestos a infectarnos, nada más que porque estamos en la primera línea”.

Al final solicitaron a la población que “extreme” las medidas de seguridad, para “poder seguir cumpliendo con nuestro trabajo”.

El Gobierno explicó que el trabajador contagiado habría tenido contacto con el camionero oriundo de Buenos Aires, que recibe tratamiento todavía en el Hospital.

Fue el gremio que más tarde confirmó que se trata de un médico residente.

El Comité de Crisis infirmó que el profesional presentó síntomas el sábado y que el domingo “fue a trabajar”. El lunes “dio cuenta de que manifestaba tos, inyección conjuntival y dolor torácico y muscular”, por lo cual “fue sometido a un hisopado que por la tarde dio el resultado positivo”.

Tras la confirmación la terapia intensiva “quedó bloqueada”.