Los choferes mantendrán el paro hasta que regularicen el total de la deuda.

Transpuntano efectivizó alrededor de 41 mil pesos en la cuenta de los choferes. Sin embargo, la cifra no alcanza a cubrir la totalidad de la deuda salarial. Con el aguinaldo pendiente, los trabajadores continúan el paro.

“No hemos tenido ninguna charla con el Municipio por el momento. Se ha reflejado solo ese monto, con lo cual el lunes vamos a efectuar una asamblea para ver cómo sigue esto. La gente quiere todo el dinero”, indicó el secretario gremial de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Lucio Orozco.

El secretario de Transporte de la Provincia, Sebastián Anzulovich, había adelantado que el dinero de los subsidios nacionales ya estaba en la Provincia y que lo iban a depositar entre ayer y el lunes. Así ocurrió, pero la Sapem no alcanzó a cubrir la totalidad de la deuda.

“Sabíamos que no iba a alcanzar con un subsidio nacional y otro provincial. Lo lamentamos por el usuario, pero la gente necesita el dinero. Por ahora, hasta que no se abone lo que reclamamos, no habrá transporte. Este fin de semana no hay servicio, el lunes tampoco“, aseveró Orozco.

La empresa atraviesa una crisis financiera causada por los efectos económicos de la pandemia. Con la limitación de pasajeros por cada unidad, sumada a lo que fue el desarrollo del aislamiento social y ahora el distanciamiento, el corte de boletos cayó en un 85%; esto torna inviable el servicio. El intendente Sergio Tamayo recibió a los choferes en su despacho el martes, y en la reunión expuso las dificultades que vivencia Transpuntano.