Este jueves murió Alejandro Galey, de 27 años, quien habitaba una casa precaria en la calle Gazari, según informó Relaciones Policiales.

Alrededor de las 6:20, personal de la Dirección General de Investigaciones -dependiente de la Unidad Regional II- recibió el llamado de alerta por un incendio. Aunque los Bomberos Voluntarios lograron sofocarlo, no alcanzaron a auxiliar al joven. Encontraron el cuerpo de Galey carbonizado boca abajo.

La Policía Científica y Bomberos oficiales creen que el fuego se podría haber originado por una posible descarga eléctrica. Una conjetura es que la víctima se habría acostado e intentado calefaccionarse con una especie de salamandra construida con el armazón de un viejo lavarropas.

Fuentes oficiales informaron que Galey vivía solo, en un espacio del predio que le prestaban. Mientras que su familia residiría en Buenos Aires.