Guillermo Vilas, el hombre que popularizó el tenis en la Argentina, fue homenajeado con dos nuevos reconocimientos: se convirtió Capitán Honorario del equipo de Copa Davis y Embajador Mundial del tenis nacional. Un homenaje en vida, como debe ser.

La iniciativa que el periodista Eduardo Puppo presentó tiempo atrás, fue aprobada por el Consejo Directivo de la Asociación Argentina de Tenis (AAT) en julio 2018, pero el anuncio se demoró hasta hoy porque no pudo concretarse el viaje de Vilas -radicado en Mónaco- al país para estar presente durante su nombramiento.

Ante la incertidumbre por la pandemia de coronavirus (COVID-19), la AAT decidió hacer público el reconocimiento y así iniciar el camino hacia el centenario de la institución, a concretarse el 2 de septiembre de 2021.

A fines de 2019, Puppo viajó al Principado de Mónaco y le adelantó a Vilas los presentes previstos: el zurdo de Mar del Plata recibió una campera oficial de Copa Davis con su número histórico de representación (22) y año del debut (1970) y el diploma correspondiente del Salón de la Fama como Embajador y Capitán Honorario.

«Lo acepto y agradezco, no importa si llega tarde o temprano en mi vida, lo que importa es que se acuerden. Siempre traté de comportarme bien mientras representaba al país, haciendo lo mío o por la Copa Davis, una competencia que amé. No son las ironías del destino, para mí es más que simbólico y lo valoro por el respeto con el que me otorgan estas distinciones», aseguró Vilas al recibir la distinción.