Cuatro adolescentes estaban reunidos en la plaza, cuando uno de ellos sacó un arma calibre 22 y se puso a jugar con ella. La pistola se disparó y el joven está internado.

Un adolescente de 16 años fue ingresado de urgencia en el Hospital Interzonal General de Agudos (Higa) de la ciudad de Mar del Plata. El joven estaba en una plaza con sus amigos jugando con un arma, recibió un disparo en la cabeza y está en grave estado.

El accidente sucedió este domingo, cuando el grupo de cuatro adolescentes estaban en una plaza del barrio Cerrito Sur, violando el aislamiento social obligatorio. Luego de escucharse el disparo, un vecino llamó al 911, por lo que un patrullero llegó hasta la intersección de las calles Santa Cecilia y William Morris.

Junto con la policía llegó una ambulancia del SAME que dispuso el inmediato traslado del menor. El estado de salud del adolescente es delicado. Según indicaron los médicos del Higa, el joven continúa en terapia intensiva y se aguardará su evolución durante los próximos días.

En un primer momento, los tres adolescentes afirmaron a la Policía que habían sido víctimas de un intento de asalto. Sin embargo, cuando comenzaron a indagar sobre la situación terminaron confesando que el arma era de uno de sus familiares.

La pistola calibre 22 fue hallada a pocos metros del lugar donde había caído el joven, que efectivamente era el que estaba manipulando la misma. La causa quedó en un primer momento a cargo de la fiscal Andrea Gómez, pero ante la declaración del grupo pasó bajo la órbita del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil.